Niñas, Niños y Adolescentes

Día Internacional contra el Cáncer Infantil

Hoy el mundo celebra el Día Internacional contra el Cáncer Infantil, un día para reflexionar y conocer más de esta enfermedad que también puede afectar a las y los más pequeños. Conoce algunas señales de alerta para cuidar a quienes más quieres. #ElCáncerNoEspera

¿Cómo detectar el abuso sexual infantil?

Cuando un niño o niña muestra súbitamente desconfianza hacia una persona, puede haber otras razones de fondo… conoce algunas de las señales de alerta en el abuso sexual infantil. Conocer más de este tema es activar el Efecto Prevención.

Cuidado de niñas y niños al salir de casa

Hay medidas de autoprotección que pueden integrarse a tu vida diaria y que permitirán generar hábitos positivos entre las y los más pequeños, a fin de evitar algún accidente o hecho delictivo.

  • Recuérdales constantemente no hablar con extraños y no aceptar dulces o regalos.
  • Al caminar en la vía pública, utiliza siempre la banqueta y procura que niñas y niños caminen por el lado de la pared.
  • Evita utilizar tu celular en la calle, pues es un distractor, especialmente si vas a acompañado de menores.
  • No les dejes en el automóvil: las ventanillas arriba y los seguros puestos no son medidas de seguridad y podrían ser un factor de riesgo ante condiciones climáticas.
  • Pídeles que no se acerquen a personas extrañas que pidan su atención desde autos, motocicletas o incluso bicicletas.
  • En el parque, delimita la zona de juegos y no les pierdas de vista. Vísteles de colores llamativos para ubicarlos fácilmente.
  • Si observas que hay personas sospechosas tomándoles videos o fotos o que les miren de forma insistente, pide el apoyo de la autoridad.
  • Si alguien intenta llevárselos, diles que griten fuerte y pidan apoyo: “este hombre (o mujer) está tratando de llevarme, ayúdenme, no es mi papá (o mamá)”.
  • Enséñales que en caso de que se aparten o extravíen en un lugar público, no abandonen el sitio con personas desconocidas que prometan ayudarles y que busquen una figura de autoridad, como un policía o guardia.

Te puede interesar

 

Multimedia


Medidas de seguridad para niñas y niños en casa

El 90% de las atenciones que brinda el sistema de salud a niñas y niños, son a causa de un accidente o descuido en el hogar.

Conoce las recomendaciones para las y los menores de 10 años de edad.

Prevenir ahogamientos:

  • Mantén baldes, tinas y recipientes de agua fuera de su alcance. Considera que un bebe puede ahogarse en menos de 3 centímetros de agua.
  • No les dejes solo durante la hora del baño. • Cubre con una tapa de metal los depósitos donde se almacene agua, como cisternas, pozos y aljibes. Las tapas de plástico o madera no son suficientes para su protección.
  • Recuerda que deben portar un dispositivo de flotación personal como chalecos salvavidas, cuando se encuentren en la alberca. Ningún otro juguete acuático reemplaza al salvavidas.
  • Incluso si se trata de albercas pequeñas, mantén supervisión constante.

Prevenir caídas:

  • No dejes solo a tu bebe en superficies elevadas, como la cama, sillones, mesas cambiadoras o incluso periqueras. Además, siempre coloca los dispositivos o cordones del dispositivo para sujetarlo.
  • Mantén las ventanas libres de muebles como camas o libreros por los que puedan subir y acceder a la ventana.
  • Coloca barreras de protección en terrazas, balcones y escaleras.
  • Evita que jueguen cerca de pozos, agujeros, escaleras, ventanas, terrazas y balcones.
  • En las áreas de juego, coloca tapetes de foami, hule o caucho, para que amortigüen sus caídas.

Prevenir envenenamientos:

  • Si está enfermo o enferma, no le des medicina que no haya sido recetada por un médico.
  • Coloca fuera de su alcance medicamentos y productos tóxicos como cloro, detergente, limpiadores, solventes o insecticidas.
  • Mantén productos tóxicos y de limpieza en sus envases originales y evita utilizar aquellos destinados originalmente para bebidas como refrescos y jugos.
  • Verifica que tu hogar cuente con ventilación adecuada para el uso de calentadores de agua, estufa, anafres y chimeneas.
  • Instala detectores de humo en tu hogar o en tu edificio y verifica el funcionamiento de las pilas al menos dos veces al año.

 

Para evitar quemaduras:

  • Evita que jueguen en el área donde se preparan los alimentos.
  • No dejes a su alcance cerillos, encendedores o fuegos artificiales.
  • Al salir de casa o dormir, no dejes velas o veladoras encendidas.
  • No sobrecargues tomas de energía eléctrica.

 

Para evitar asfixias:

  • Asegúrate que tu bebe duerma boca arriba, sobre un colchón firme y sin muñecos, juguetes o cobijas en exceso.
  • El lugar más seguro, es su propia cuna.
  • Evita que coman sin supervisión de un adulto alimentos como salchichas, frutas con semillas, palomitas de maíz, nueces, cacahuates, semillas, caramelos, chicles, pasas, uvas, así como vegetales y frutas crudas de consistencia dura.
  • Procura mantener fuera de su alcance tapas de bolígrafo, baterías de botón, monedas, llaveros, bolsas de plástico, globos y juguetes con piezas pequeñas.
  • Enséñales que las cuerdas, cables eléctricos y cordones no son para jugar.
  • Además, enséñales a no dar información personal vía telefónica, redes sociales o a través de cualquier otro medio, así como que cuando alguien toque la puerta, procura que sea una persona adulta quien atienda la llegada de una persona a tu hogar.

 

Te puede interesar

 

Multimedia


¿Cómo prevenir el Acoso Escolar?

Consejos para estudiantes

  • Evita quedarte a solas, especialmente en aquellas zonas en donde no haya personal de la propia escuela.
  • Ante la agresión, exige que se detengan. Contesta con calma y aléjate de inmediato.
  • Evita responder a los ataques, para no otorgar poder a quien te agrede.

  • Busca apoyo de un profesor o profesora, amistades o personal de a escuela.
  • Habla de lo que ocurre con tus padres, familiares, amistades o personas de confianza.

Consejos para las Familias

  • Si detectas dificultades de aprender en algún integrante de tu familia, pérdida de autoestima e inseguridad, podría estar sufriendo acoso o violencia escolar.
  • Al detectar pérdida de interés por actividades escolares o relacionarse con otras personas, sigue estar recomendaciones:
  • Genera un canal de diálogo.
  • Aprende a escuchar.
  • Mantén contacto con el personal de la escuela y busca información sobre la forma en la que se relaciona tu hija o hijo con otros compañeros.
  • Conoce a sus amistades y a la gente con la que convive a diario.
  • Regula horarios y programas de televisión, así como el uso de teléfonos móviles.
  • Conoce con quién se relaciona mediante el uso de internet.
  • Participa en actividades extra escolares y comités de prevención.

Consejos para profesoras y profesores

  • Al detectar cambios importantes en la conducta de tus alumnas o alumnos e incluso lesiones, repórtalo de inmediato a las autoridades educativas y a sus familiares.
  • A la par, trabaja de manera constante con las y los estudiantes, a fin de prevenir situaciones de violencia en el entorno escolar:
  • Fomenta la comunicación, el diálogo, la participación y el trabajo en equipo.
  • Incorpora herramientas lúdicas que refuercen la convivencia armónica en la comunidad escolar.
  • Crea o intégrate al comité contra la violencia y acoso escolar.
  • Participa en el desarrollo de programas de prevención e intervención de la violencia y acoso escolar en el contexto educativo.
  • Recuerda y difunde el derecho de niñas, niños y adolescentes a recibir respeto y a vivir libres de abusos físicos, psicológicos y sexuales

Te puede interesar

 

Multimedia


¿Quiénes están involucrados en el acoso escolar?

Desde edades tempranas niños y niñas aprenden a resolver conflictos personales, en muchos casos a través del uso de la violencia, que se transforma en el modo de expresar distintas emociones, entre las que se incluye el enojo, la frustración o el medio.

En el acoso escolar participan tres actores: el agresor, la víctima y el espectador. El o la agresora, se caracteriza por ser físicamente fuerte, con una personalidad impulsiva y dominante, así como con habilidades que buscan manipular; no siente culpa por la conducta acosadora que ejerce.

En el caso de la víctima, se le identifica como una persona tímida o insegura, con habilidades sociales limitadas y con posible desventaja con el agresor. Si no recibe atención adecuada, puede afectarse su autoestima, disminuir su rendimiento escolar o incluso la intención de abandonar la escuela.

Como consecuencia también se presenta aislamiento, dificultad para socializar, depresión y ansiedad. En casos graves puede cometer homicidio o suicidio.

La parte espectadora se conforma por aquellos adultos o niños que atestiguan el acoso o violencia escolar. Reaccionan de diversas formas, al aprobar, reprobar o incluso negar la agresión. A largo plazo, se puede provocar insensibilidad ante las agresiones o pasividad ante la injusticia. Adoptan roles alternativos, al alentar al agresor o ponerse de lado de las víctimas.

Te puede interesar

 

Multimedia


¿Qué es la violencia escolar?

La violencia es el uso intencional de la fuerza física o amenazas, que puede tener distintas consecuencias, como daño físico o psicológico, problemas de desarrollo e incluso la muerte.

La violencia o acoso escolar puede estar dirigido a las o los alumnos, pero también a maestros e incluso a las instalaciones. Se trata de una intención de dañar y es la comunidad educativa quien sufre las consecuencias.

Tiene manifestaciones de tipo físico, psicológico, verbal y social. Se trata de un comportamiento agresivo y que se repite por tiempo prolongado; se produce entre iguales sin importar la edad, sexo o grado escolar, con una condición de desventaja de la víctima frente a quien agrede.

Te puede interesar

 

Multimedia