Principales argumentos utilizados para una extorsión o fraude

A fin de obtener recursos, los delincuentes utilizan distintas variantes en sus argumentos. Las más comunes son las siguientes:

Amenaza de muerte o secuestro: el delincuente utiliza un tono agresivo e indica que la víctima, su familia y viviendas, están siendo vigiladas. En ocasiones utiliza datos reales obtenidos de redes sociales o de un directorio, lo que provoca mayor nerviosismo en la víctima. Lo más frecuente es que el delincuente se encuentre en un lugar lejano o incluso en la cárcel, sin posibilidad de hacer daño real.

Secuestro virtual de un familiar: el delincuente transmite la grabación o sonido de una persona, que por lo general es una mujer o niño llorando, para exigir un monto y no hacer daño.

Premio: el delincuente, condiciona la entrega de un falso premio a cambio de un depósito bancario.

Deudas: el delincuente llama a un domicilio al azar y se identifica como cobrador de institución bancaria o tienda departamental. Argumenta que el domicilio está asociado a una deuda y que si no se paga, se dará un embargo.

Familiar proveniente del extranjero en detención: el delincuente se hace pasar por un pariente que hace mucho tiempo que la víctima no ve y provoca la plática para obtener mayores datos. Luego indica que para pasar la aduana o ser liberado de una autoridad que lo retiene, hay que hacer un pago.

Te puede interesar

 

Multimedia